Altiplanico San Pedro de Atacama

Uno de los destinos estrella de sud América es San Pedro de Atacama, con sus innumerables e increíbles formaciones geológicas, termas, salares y volcanes. Su variada flora y fauna atrae a los amantes de la naturaleza, así como a los deportistas que buscan desafíos. San Pedro también está lleno de riquezas arqueológicas y culturales que recuerdan el magnífico pasado de la cultura indígena atacameña. Desde el amanecer en los Geysers del Tatio, rodeado de rugosas montañas y volcanes nevados, hasta los dorados reflejos del atardecer reflejándose sobre las lagunas saladas, donde anidan Flamencos chilenos, San Pedro quita el aliento.

Altiplánico es un espacio para sentir la inmensidad y el silencio del Desierto de Atacama. Ubicado en un amplio terreno en el límite urbano del pueblo se constituye como un pequeño oasis que ofrece descanso, tranquilidad y frescura.

Video

El Hotel

Su construcción, toda estucada con barro, es una combinación de adobes, piedra, paja y maderas de la zona. Cada habitación es diferente, con una distribución espacial que se desarrolla a lo largo de pequeños caminos sinuosos que las enlazan dándoles a la vez privacidad y misterio. Esto dentro de un extenso terreno y con el impresionante marco escénico de la cordillera de los Andes. Al observarlo, desde afuera, da la sensación de estar en un pequeño pueblito del Altiplano.

La decoración se desarrolló bajo el concepto de silencio visual, el ojo registra el hotel en su totalidad incluida en la inmensidad del desierto sin distraerse en objetos salvo aquellos que implican una utilidad. Asimismo el hotel tiene como objetivo hacer sentir a los que lo visitan que es un lugar que acoge, que permite gozar del silencio y la vista, refugiados del intenso clima de San Pedro.